Nuevo año, nuevo yo.

Por: Daniela Calderon De La Barca Del Castillo

0
85

El 2020 fue un año muy duro, que nos enseñó grandes cosas, pero sobre todo nos hizo recapacitar en cuanto a las cosas que son realmente importantes, nos mostró lo frágil que puede llegar a ser la vida, además que si no tenemos salud, todo se vuelve más complicado.

Nos hizo ser más conscientes de que debíamos cuidarnos y mantener las enfermedades crónicas en la línea, ser diligentes con nuestro estado de salud. Hoy yo vengo a motivarte para que comiences el 2021 renovándote, dejando atrás todo lo malo y atesorando lo aprendido, pues bien no siempre se gana, pero siempre se aprende.

Comienza a establecer tus propósitos de una forma más consciente, más realista, pues no basta con decir «Estaría padrísimo en el 2021 hacer esto», si bien es el primer paso, se necesita un plan de acción, recordemos un poco los propósitos del año pasado, de seguro incluían un «Hacer ejercicio de forma regular», «Comer mejor» o algunos como «Volver a mi talla de pantalón».

Los cuales poco a poco se fueron complicando y quedaron en el olvido, para que esto no pase, quiero enseñarte nuevas estrategias para que comiences a tener éxito en tus propósitos y seas una persona con un estilo de vida saludable si o si.

“…  Se necesitan 21 días para formar un hábito, 21 días en los que podemos transformar nuestras vidas incorporando hábitos saludables …”

Organización: Una de las bases del éxito, organiza y divide tus objetivos en corto, mediano y largo plazo.
Por ejemplo: «Voy a volver a entrar en mis jeans que tienen 1 año guardado», bien ya tenemos el objetivo ahora comenzaremos a dividir nuestro plan de acción.

Establecer fechas: Dividir el objetivo con tareas mensuales, semanales y diarias, plantear un tiempo específico y realista para cada objetivo.
Ejemplo: «El 06 de enero regreso a la oficina, comenzaré a trotar por las mañanas» Nuestra primera tarea ya ha sido fijada, ahora buscaremos organizarla dentro de nuestro plan de acción, «A los 7 días comenzaré a correr y a los 15 días agregaré una vuelta extra». De esta manera iremos avanzando progresivamente.

Red de apoyo: Muchas personas necesitamos un apoyo extra para hacer aquello que no nos encanta hacer, un claro ejemplo el ejercicio, busca un compañero de ejercicio, no siempre tiene que ser una persona, puede ser tu reloj, tu celular o una buena alarma. Establece un recordatorio en tu celular con tu hora indicada para ejercitarte, de esta forma todos los días tendrás un recordatorio de que a las 07:00 pm es tu «tiempo para ejercicio».

Buscar asesoría profesional: Si quieres resultados distintos no hagas siempre lo mismo, si ya haz intentado n cantidad de veces entrar en esos jeans y no haz podido solo, es momento de buscar ayuda, busca un nutriólogo o nutrióloga certificados, estamos preparados para ayudarte a comer rico y balanceado, nadie dijo que tenías que comer poquito y aburrido.

Monitoreo: Consigue un calendario grande y ponlo en un lugar donde puedas verlo todos los días, de esta forma iras tachando los días que lograste tu objetivo diario.
Por ejemplo: Tomar 8 vasos de agua natural, se logró el lunes y lo tachamos de nuestro calendario y al final de la semana podrás verificar que tal va tu nuevo hábito.

Recordemos que se necesitan 21 días para formar un hábito, 21 días en los que podemos transformar nuestras vidas incorporando hábitos saludables, que nos van a durar para toda la vida, es normal fallar en alguno de los días, pero recuerda que mañana tendrás 24 horas, para hacerlo mejor, así lograr cumplir con tu propósito de año nuevo y ser tu mejor versión.

 

Daniela Calderon De La Barca Del Castillo
Licenciatura en Nutrición Humana
Cedula profesional 055333