Tomar el timón de mi barco este 2021

Por: Diana Cuellar.

0
99

“Grandes tempestades ha atravesado mi barco estos últimos meses, y me encuentro en una lucha constante, tomando con fuerza el timón de mi barco, en este inmenso mar” …

Hola mis estimados lectores, los saluda con mucho gusto la psicoterapeuta familiar Diana Cuellar. Me complace de nuevo comunicarme con ustedes a través de este medio para que podamos nutrirnos de la mejor manera posible.

Quiero comenzar por mencionar que este 2020, fue un año muy difícil para todos, en donde cada quien lo ha vivido de distinta manera, recordemos que todos estamos en el mismo mar, pero no en el mismo barco.

2020 fue un año que significó para muchos, pasar por distintos tipos de duelos, fallecimientos de un ser querido, pérdida de trabajo, pérdida de salud (física o mental), en donde cada quien con sus propios recursos, ha enfrentado de la mejor manera posible la situación que viven. Como psicoterapeuta, he escuchado una gran cantidad de historias, muchas de ellas que me han estremecido el cuerpo y el alma, historias en donde me ha tocado ser testigo y acompañante de lo que está crisis sanitaria ha traído para muchas familias.

Darwin nos decía en su teoría de la evolución, que ante cualquier crisis, no sobrevive el más fuerte ni el más inteligente, sino el más flexible, aquel que no muestra tanta rigidez al cambio e intenta adaptarse a él.

Entonces es aquí cuando muchos nos preguntamos: ¿Qué nos espera este 2021?
¿Y saben?, es normal que gobierne el miedo, la incertidumbre, la melancolía, la confusión. Y es que la verdad, es una respuesta que en un porcentaje está a nuestro control, pero también un porcentaje no lo está y es aquí cuando quiero manejarte la siguiente metáfora:
Imagina en un inmenso mar un barco, y nosotros como capitán estamos frente al timón.

Nosotros tenemos la idea de un rumbo, a donde queremos que nuestro barco vaya dirigido, para eso, debo saber usar el timón o aprender a usarlo; para donde lo voy a girar, para donde irá dirigido. A lo mejor habrá temporadas en donde nos guste el mar, en donde no tengamos mucho que forzar, en donde todo estará fluyendo como nos gusta. Pero de repente, pueden venir tormentas, olas, el viento entre muchos factores, puede hacer que el mar reaccione distinto y de ser algo hermoso, se torne a algo peligroso. Pero no podemos evitar cómo va a estar el mar, el clima. Pero si podemos prepararnos, reforzar nuestros barcos, usar el timón con más fuerzas, sacar anclas, velas, salvavidas por si acaso. Tal ves nos lleve más llegar a donde teníamos planeado o tal es tengamos que cambiar de rumbo a otras rutas de mejor acceso, eso nosotros lo iremos evaluando. Lo que si no se puede hacer es soltar el timón, es dejar que el barco navegue a la deriva sin rumbo, sin defensas porque el barco se puede hundir o estrellarse, en ocasiones es válido soltar el timón y decir desconozco que hacer, me siento perdid@. Pero luego, tendremos que retomar para no hundirnos.

  • Mar: Todas las situaciones externas que no podemos controlar y que la energía no debe estar invertida ahí. (Pandemia, sentimientos, pensamientos y decisiones de otras personas, entre muchas cosas más).
  • Barco: Es todo nuestro ser, nuestra esencia.
  • Timón: Nuestros pensamientos, interpretación de los mismos, nuestras conductas y decisiones.Entonces se preguntarán, ¿cómo hacerlo este 2021?, cómo puedo tomar con fuerza el timón, con fuerza porque este 2020 ha sido de tormentas para muchos y probablemente algunas sigan.Te voy a orientar una manera de hacerlo, y para eso nos vamos a ir en este orden:
  1. Tener en cuenta en tu situación en particular, qué papel juega el barco, el timón y el mar, te sugiero escribir todos estos ejercicios, ya que el cerebro conecta más cuando escribimos y plasmamos.
  2. Mar: Te sugiero que no enfoques tu tiempo y energía ahí, será desgastante y al salirte de lo que está en tu control sano, habrá efectos negativos en tu persona (desgaste físico, mental, y emocional).
  3. Enfócate en el barco y en el timón. Para esto te hablaré de un ejercicio muy interesante que hace que los seres humanos estemos en equilibrio y que en lo particular esté 2020, este equilibrio ha perdido ese balance pero este 2021 podemos invertir tiempo y energía en recuperarnos.
    Me refiero al ejercicio la ruleta de la vida.
  4. Ruleta de la vida: todos los seres humanos nos desenvolvemos en varias áreas de vida y para tener una salud mental sobre todo, necesitamos equilibrio. Entonces te invito que escribas una rueda parecida a una ruleta y la dividas en partes iguales (como una barra de pastel), y puedas evaluar del 0 al 10 que Yam cuidada tienes esa área, que tan satisfech@ te sientes, que tanto tiempo y energía le haz invertido y como puedes aumentar las más bajas. Te puedo dar algunos ejemplos de el contenido de tu ruleta:
    – Espiritual.
    – Profesional.
    – Física.
    – Desarrollo personal.
    – Pareja.
    – Sexual.
    – Financiera.
    Repito, es normal que para muchos de nosotros, estas áreas se encuentren desequilibradas, sobre todo, este 2020.
  5. Después de evaluar bien tu ruleta, área por área, nos enfocaremos como tomar el timón y aumentar poco a poco cada una. Comencemos por la más sencilla, no tenemos porque empezar por todas a la vez.
  6. Puedes pensar en ideas de cómo poder aumentar y recuperar el rumbo, el equilibrio.
    Te sugiero tener en cuenta que para aumentar algunas áreas, tal vez algunas de las acciones sean:
    – Hacer verdadera conciencia de donde estamos parados.
    – Realizar nuevos hábitos.
    – Probablemente en algunas tengamos que acudir a un profesional (terapeuta, nutriólogo, entrenador, médico, entre otros profesionales).
    – Planear. Plan a), b) c).
    – Acudir a redes de apoyo, es importante sentirse escuchados, comprendidos, ya sea con amigos, pareja, familia.
    Conforme comencemos a recuperar este equilibrio, nuestro barco tendrá más rumbo, el timón comenzará a usarse con más fuerza y nos adaptaremos a cómo se encuentre el mar.Y lo más importante es reconocer que es válido sentir que una situación nos rebasa, es válido a veces querer soltar el timón y no seguir más, pero es bueno recordar que ninguna tormenta dura para siempre y que las grandes tormentas, hacen más expertos a los capitanes…

Psic. Mtra. Diana Cuellar. 027779
Directora de Centro de Apoyo
y Desarrollo Integral.
Tel. 662 276 7240