martes, julio 23, 2024
No menu items!
Google search engine
InicioFamiliaPara mi ángel de luz

Para mi ángel de luz

Por: María Reneé Bustamante Jiménez

El ser mamá no es fácil y lo he comprendido muchas veces, ya que se piensa que primero tienes que ser la mejor amiga de tu hija(o) y después ser mamá, y no es así, aquí te digo mis humildes razones. No soy mamá, pero soy hija de una mujer maravillosa a la que le debo cada momento de mi vida.

No existen palabras, tiempo, ni forma de expresar lo que significa ser madre…
Doy gracias a mi madre que me comprende, respeta, apoya y acepta tal y como soy. El amor de madre nunca se comparará a nada, al saber que nuestra mamá nos espera con ganas de abrazarnos, besarnos y escuchar sobre nuestro día en la escuela, es lo mejor, ya que ella es la persona que se preocupara por ti cuando nadie lo hace, es la persona que estará ahí en tus peores momentos y la que siempre estará en cada éxito que tengas, es la persona que siempre te va a desear lo mejor cada mañana que salgamos a estudiar, trabajar, etc.

“… Es la persona que estará ahí en tus peores momentos y la que siempre estará en cada éxito que tengas, es la persona que siempre te va a desear lo mejor cada mañana que salgamos a estudiar, trabajar, etc …”

Nuestra mamá nos enseña a ser responsables al hacer las cosas por nuestra cuenta, ya que ella nos prepara para un futuro, nuestra madre sabe que no siempre estará con nosotros, llegará el día en que nos casemos, tengamos hijos, vivamos lejos de ella, etc. Se que suenan tristes esas palabras, pero es más que la verdad.

Por más mal que te sientas, nunca pero nunca, le faltes el respeto a esa señora que sufrió para que nosotros estemos en este mundo, ella luchó para sacarnos adelante y nosotros tenemos una deuda muy grande por pagar; al darle un abrazo y decirle que la amas le sacarás una sonrisa que ella sabrá que le das las gracias por cada día que está luchando por ti.

“… Dale un abrazo a tu mamá cuando salgas rumbo a la escuela, deséale un día hermoso y lo más importante, dale ese beso que esperas recibir, no sabemos si el día de mañana volveremos a verla, disfruta cada momento a su lado y nunca olvides cada recuerdo feliz que has vivido a su lado …”

Dale un abrazo a tu mamá cuando salgas rumbo a la escuela, deséale un día hermoso y lo más importante, dale ese beso que esperas recibir, no sabemos si el día de mañana volveremos a verla, disfruta cada momento a su lado y nunca olvides cada recuerdo feliz que has vivido a su lado.

Sé que algún día llegaré a hacer la madre de mi madre, ya que la cuidaré, la seguiré besando, abrazando, deseándole lo mejor cada día y recordarle que estoy inmensamente orgullosa por todo lo que logró, la cuidare cuando se enferme, la arroparé cuando ella vaya a dormir y haré sus comidas favoritas.

Nunca me ha faltado como mujer, madre y amiga, siempre serás la mejor para mí, con un te amo de ti mamá me bendices y de mi parte nunca le faltara un GRACIAS POR CADA MOMENTO FELIZ QUE ME HAS DADO, POR CADA APOYO, BESO, ABRAZO DIARIO QUE HE VIVIDO A TU LADO.

“… Aún teniendo mucho miedo de soltarme, me ha permitido seguir mi propio camino …”

Tuvimos el amor en muestra mano, lo acariciamos, nos arropó de noche y nos dio los buenos días, nos dió de comer en sus brazos y en sus pechos, nos arrulló con los latidos de su corazón, nos quitó y enseñó a enfrentar nuestros miedos, nos besó con amor y cariño, haciendo un lugar donde guardamos cada beso, caricia y abrazo.

Quiero agradecer a mi mamá que, aún teniendo mucho miedo de soltarme, me ha permitido seguir mi propio camino.




María Reneé Bustamante Jiménez
Alumna del Programa de Orientación Educativa y Tutorías 2F
Generación 2021-2024
CECyTE Sonora Plantel Hermosillo II

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Comentarios recientes