Educación de la primera Infancia

Por: Obdulia Sandoval 

0
123

El propósito del presente trabajo es explorar algunos factores que tienen relación con el aprovechamiento en el campo laboral, en un ambiente de cuidado de niños y niñas para desarrollar las habilidades de comunicación efectivas y afectivas, de esta manera participan también los padres de las familias en el apreciado programa de la primera infancia, así como hacer conciencia de los valores en familia para poder lograr un plan estipulado y llevarlo a cabo.    Todo esto es con bases para ayudar a todo el equipo y padres de familia, con el propósito de comprender y guiar en todas las necesidades de los niños y niñas.

Los comportamientos desarrollados en las condiciones socioeconómicas dentro de la familia, la comunidad y el ambiente de cuidado, es un tema particular que contiene la importancia de definir los problemas de la vida económica, social, política y cultural, que afectan el desarrollo integral de los niños pequeños y el nuestro. El proponer y participar en acciones que contribuyan a mejorar las oportunidades de desarrollo para los niños y las niñas que existen en su propia localidad, entidad y medio ambiente de cuidado, sería lo esencial como simplemente una mejor educación sin prejuicios.

Al hablar de la clase socioeconómica en el retrato de identidades sociales, me ayudó a expresar y regresar el tiempo atrás, reflexionando así lo que significa tener las oportunidades para una vida mejor, con esto el estudiar y formar una base firme dejando atrás los prejuicios, la discriminación y el bajo nivel socioeconómico, es de suma importancia crear una asociación con actividades de participación familiar en el ambiente de cuidado, iniciando así con un entorno de confianza y apoyo hacia los demás.

“…ya es hora de apreciar mas los valores como quererse uno mismo y parar un juicio anticipado…”

Si bien es cierto, que las estructuras familiares forman relaciones positivas entre los miembros de las familias y en especial con sus hijos e hijas, una de las cosas más valiosas, es aprender a descifrar los atributos personales, junto con los valores fundamentales y familiares que éstos aplican de profundidad en el rol de cada familia y ambiente de cuidado, dejando atrás los conceptos erróneos y estereotipos, teniendo en cuenta lo importante que es descubrir y erradicar todo prejuicio o sesgo discriminatorio que nos enseñaron y nos siguen afectando en la actualidad, ya es hora de apreciar más los valores como quererse uno mismo y parar un juicio anticipado.

El aprender sobre la cultura, el idioma y la justicia es una de las características de la formación de un niño o niña desde que nacen, la identidad del género en la equidad y anatomía, que predomina en la sociedad.

Por eso es importante llevar a cabo la enseñanza a todos los niños y niñas por igual y plenamente, sin importar qué tipo de raza, origen étnico, patrimonio, lenguaje, clase económica y religión de procedencia.

“…formar una base firme dejando atrás los prejuicios, la discriminación y el bajo nivel socioeconómico, es de suma importancia crear una asociación con actividades de participación familiar en el ambiente de cuidado, iniciando así con un entorno de confianza y apoyo hacia los demás…”

Sin embargo, tenemos el problema del estrés en nuestro campo del ambiente de cuidado, los niños y niñas de la primera infancia a corta edad empiezan a sufrir de depresión, enojo, discriminación, rechazo, etc., lo que implica llevar a cabo una estrategia para brindar el apoyo a las personas cercanas, haciendo hincapié en dejar atrás los prejuicios implícitos.

Tenemos que llegar a una comprensión de uno mismo para ayudar a los demás, lo cual requiere que seamos introspectivos para lograr que todo lo que hagamos, nos ayude a conectarnos con nuestras identidades sociales y reflexionar acerca de los privilegios y las limitaciones que poseemos. Por eso, la confianza y el apoyo a los sentimientos y las creencias nos llevan a actuar hacia las necesidades y los valores de las diversas familias reduciendo el estrés, porque el estrés en nuestros niños enferma y el apoyo alivia.

“…Tenemos que llegar a una comprensión de uno mismo para ayudar a los demás, lo cual requiere que seamos introspectivos para lograr que todo lo que hagamos, nos ayude a conectarnos con nuestras identidades sociales…”

También, un aspecto importante es preservar la lengua nativa en nuestras familias, existe la promoción de la competencia cultural y lingüística para niños emergentes, teniendo como objetivo el preservar su lenguaje primario. Está en nuestro ámbito laboral, el apoyo a las familias de inmigrantes respetando así sus orígenes, idiomas y culturas con diversas capacidades, esto invita a preservar nuestra lengua natal enseñando así un segundo idioma para poder desarrollarse en un país como éste, hay que luchar para no olvidar de dónde venimos.

El conocer sobre la cultura, idioma, equidad e inequidad y raza en nuestra sociedad, nos lleva a tener valores culturales. Los niños y las niñas aprenden día con día acerca de percibir diversas identidades sociales y las identidades de los demás. El hablarles y hacer conciencia del sesgo racial y prejuicios implícitos, nos lleva a ser precisos de acuerdo con cada edad para una explicación adecuada, explicarles lo que es tener tolerancia y practicarla uno mismo. Los niños y las niñas van obteniendo conocimiento para desarrollar una vida mejor en una sociedad con conflictos, no olvidando que las ideas más grandes empiezan siendo pequeñas, para hacer una diferencia en este mundo, empezando en nuestro ambiente con valores culturales e invitar a las personas de mayor edad para escuchar sus historias.

El hecho de que exista el origen étnico da pauta a tener diferencias entre los seres humanos, por eso debemos apreciar de dónde venimos y quiénes somos, existe la discriminación a niños y niñas por su origen y esto nos lleva a participar como proveedoras para guiar a las personas a tener mejor criterio. La diversidad multiétnica y multirracial en este país es ya una situación crítica debido a la discriminación, por eso debemos promover la tolerancia y la coexistencia étnica y racial, empezar a concientizar que todos somos iguales.

Por consiguiente, tenemos un compromiso con las familias y el personal de cuidado de la primera infancia para tener una mejor comunicación, teniendo recursos comunitarios como una invitación a un ambiente abierto sin prejuicios para una mejor educación, una mejor orientación social, no importando el género, edad, cultura, raza u origen, también otorgarles a los padres el apoyo para encontrar una mejor solución a sus diferencias.

Por último, existen competencias basadas en la relación de apoyo del compromiso familiar, el cual invita a fomentar un pensamiento complejo para obtener mejores resultados.   Por eso, tenemos principios del compromiso familiar efectivo que se implementan en mi práctica diaria, aceptando que la influencia de la suma en la diversidad de todas las características en niños, niñas, familias y personal del ambiente de cuidado, contribuyen en mi capacidad para ayudar a los demás a aprender y desarrollarse, lo que me hace tomar conciencia.

Obdulia Sandoval 
e-mail: obdulia_sandoval@stu.centralaz.edu
ECE 283 Valorando Las Familias y La Diversidad
Central Arizona College
Instructores:
Erika M. Ortega-Brown
Sibieanne Martinez
Tyson Knudsen