La cuarta Revolución Industrial

0
578
500px Photo ID: 173824163 -

Reciente leí en la revista Nexos de abril pasado un ensayo denominado la Cuarta Revolución Industrial coordinada por varias plumas de especialistas y académicos de universidades nacionales y del extranjero quienes enfocaron  sus baterías en esta interesante temática de actualidad.
Hablar de una 4 Revolución Industrial es adentrarse de acuerdo al consenso de los expertos en una manera novedosa de hacer negocios y generar empleo en los terrenos de la transformación digital, la inteligencia artificial, el internet de las cosas, las ciudades inteligentes, el big data y la genómica humana entre otros.
Al respecto Intentaré sacarle valor agregado al presente ensayo al presentar algunas ideas-fuerza para lo cual haré un poco de historia ya que todo esto inicia  en Inglaterra en el Siglo XVIII con la primera revolución industrial cuyo rasgo característico fue  la mecanización del trabajo y el descubrimiento de la máquina de vapor.
Una segunda ola industrial nace en 1870 con el arribo de nuevas materias primas como el petróleo y el carbón que junto con la electricidad  urbanizaron el mundo y los procesos industriales de la época y nos trajeron aparejada la contaminación ambiental.
La tercera revolución llegó en la década de los sesenta del Siglo XX donde  la computación y la electrónica hacen su aparición en la producción en masa de bienes y servicios acompañados de proyectos de energía renovables como la solar y la eólica cuyos avances son innegables en países europeos.
Esta última revolución también llamada “4”.0” según el Foro Económico Mundial trata básicamente del uso que hacemos de la tecnología interconectada en amplias plataformas que combinan infraestructura física, software, nanotecnología, sensores y telecomunicaciones y se convierten en una extensión de la capacidad humana.
Vivimos dicen los especialistas entre lo físico y lo virtual entre la ciencia ficción y la realidad entre carros sin chofer, robots en las industrias de la manufactura, impresión 3D, tabletas, relojes, pagos y  un largo etcétera que se constituyen en el código fuente de la economía del conocimiento.
El reporte más actualizado de la ONU señala que el 95% de la población mundial tiene señal de celular y la penetración de internet ha sido enorme al pasar del 6% al 43% en el 2015 esto es alrededor de 3200 millones de personas con acceso a la red global de contenidos y aplicaciones y para finales de la década habrá 6 mil millones o sea el mercado más grande de la historia se estará formando en los siguientes años.
Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas ya que en materia de creación de nuevos empleos la tecnología ha desplazado mucha mano de obra en sectores estratégicos y hasta en el sector primario.
El mismo Foro Económico Mundial  proyectó en el periodo 2016-2021  la pérdida de 5 millones de empleos para las 15 economías más grandes del mundo entre las que se encuentra México y en contrapartida sólo se crearán 2 millones adicionales  con gente que deberá poseer nuevas aptitudes y habilidades.
Por otra parte, es interesante abordar las grandes innovaciones que fueron disruptivas en su momento y que cambiaron sin duda la forma de entender las ciudades como la aparición del internet de las cosas, el celular, el smart phone en fin cuestiones como el transporte en UBER y el famoso concepto de smart city, la ciudad inteligente que involucra al ciudadano en la solución de los problemas en las megalópolis y en las ciudades medias.
Destaco el caso de la ciudad de Santander en España la cual opera con sensores los servicios públicos de la recolección de basura, el riego de parques y jardines,  las fugas de agua, los estacionamientos de zonas transitadas, el mejor uso alternativo del aire acondicionado en oficinas públicas entre otros aspectos de gran interés.
En este sentido el camino de Santander es el camino que debe seguir la Ciudad de México y ciudades medias a fin de hacer un buen uso de la tecnología a través de sensores inteligentes con los cuales combatir el flagelo de la contaminación ambiental y el calentamiento global
En suma son muchos los aspectos que se tocan en este ensayo que la verdad no es posible resumirlo del todo por lo que los invito a conocer más de esta revolución industrial leyendo la revista en comento del mes de abril que trae en su portada esta temática.

Germán Lohr Granich
g_lohrgranich@hotmail.com