Un reflejo del amor propio. “Decir NO sin sentirte culpable”

0
460
Young beautiful woman enjoying freedom and life in nature behind the mountain.

Hacer favores en ocasiones y de manera libre es un acto de solidaridad, sin embargo cuando se realizan por vergüenza, compromiso el sentimiento que se experimenta es distinto a satisfacción y gusto convirtiéndolo en frustración, molestia contigo mismo y dejando por un lado nuestra libertad y tiempo para realizar cosas que deseamos o disfrutamos.
¿Cuántas veces te ha sucedido que te propones empezar a decir “no”?  Y es que cuando, por no negarte, te obligas a invertir tiempo, dinero o esfuerzo terminas malhumorado, molesto o con un sentimiento de ser utilizado llegando a poder afectar la relación con esa persona o con otras que en tu entorno se encuentran en ese momento por tu malestar emocional.
Pero, ¿Qué se esconde detrás de esta emoción?
“Crees que si dices no, la gente dejará de quererte”
Por lo que estás dispuesto a hacer casi cualquier cosa para evitarlo. Se nos educa para vivir en una sociedad a la que hay que adaptarse, convivir y estar dispuesto a ceder, por este hecho y por la aceptación, compañía te obligas a dejar a un lado tus deseos, intereses y colaboras a los otros sin reflexionar qué deseas tú.
“Crees que si dices no, pensarán mal de ti”
El miedo al qué dirán así como la aprobación y opinión de los otros te incitan a esconder muchas veces tu real deseo o estado anímico mostrando lo que los otros buscan o requieren de ti; esto es reforzado si los otros te tienen etiquetada como una persona “dispuesta, buena” con la que siempre se cuenta, ya que buscarás a toda costa mantenerlo así te apetezca o no, ya que querer agradar a todos supone un desgaste emocional enorme.
“Crees que si dices no, nadie más podrá hacerlo”
Aunque a veces cueste creerlo, no somos indispensables y cierto es que no habrá otra persona que haga las cosas de la misma manera que nosotros, pero siempre habrá una forma de lograr, llegar y obtener lo que se desea.
“Crees que si dices no, dejarás de ser útil”
Hoy en día nuestra cultura, estilo de vida nos enseña a no parar en ningún momento, a estar sobre activos para sentirnos activos, proactivos dando más valor a lo que hacemos que a lo que somos o sentimos, creyendo que nuestro valor está basado en lo que hacemos por los otros.
Pero, ¿Qué ocurriría si te negaras?
¡Mucho! Realmente mucho ocurriría en tu vida, en tu estado anímico y con tu autoestima, se reforzaría tu seguridad, tu toma de decisiones, la importancia de ser asertiva en lo que deseas, buscas, logrando disfrutar de tu tiempo, acciones y como consecuencia mejorarán tus relaciones ya que tú mismo y tus tiempos se encontrarán estables, dejarás de estar apresurado, presionado en todo momento, entrarás en contacto contigo mismo sabiendo quién eres, que eres dueña de tus decisiones y que tienes la confianza de ser coherente con lo que deseas y hacer, tomar el control de tus palabras reforzarán tu seguridad empezarás a respetarte a ti misma, mostrando a los otros lo realmente importante que es tu decisión. Sin duda saber decir que no sin que te sientas culpable es una forma inmejorable de reafirmar tu autoestima.
Pero, ¿Qué ocurrirá en el otros si te niegas?, le podrás mostrar que es tiempo de ser responsable de sus tiempos, de la importancia de organizarse, de tomar en cuenta a los otros, en realidad le estarás haciendo un gran favor que lo saques de su zona de confort, puede parecer algo agresivo pero realmente es enriquecedor para ambas personas.
Recuerda que eres libre de decidir qué hacer con tu vida y tiempo,  la clave está en la sinceridad y el respeto por ti y por los que te rodean. Entonces ¿Cuándo empiezas?
Decir “no” te libera para poder decir “sí” cuando más importa.

Psic. Lucía Bravo Robles
Maestría Cuidados al Final de la Vida y Tanatología.
Facebook. Psic. Lucia Bravo.
Tel. 2158538.