Dietas vegetarianas con sus respectivas ventajas y…. ¿desventajas?

0
390
v lettuce letter on a white background

El ser humano en el pasar de los años ha cambiado la percepción de la alimentación, viéndola desde una herramienta de sobrevivencia hacia un conjunto de hábitos en el que se ven fuertemente involucrados ciertas prácticas sociales, psicológicas, creencias y valores. Especialmente hablando de aspectos sociales que implican el consumo de carne animal y sus derivados. Entre las razones más conocidas para explicar esta elección alimentaria, se habla sobre precio de la carne, el desagrado por su sabor, aspectos morales y éticos y por aspectos de salud.
El vegetarianismo excluye los alimentos de origen animal o parte de ellos, los veganos en cambio no consumen productos de origen animal (ni siquiera lácteos o huevos) y sus derivados. Ambas tendencias han ido en aumento los últimos años demostrándose un auge del comercio enfocado a este público.
Si bien las dietas vegetarianas han demostrado grandes beneficios en relación al cuidado de la salud humana, reduciendo el riesgo de enfermedades tales como la obesidad y sus derivados como diabetes, hipertensión arterial, arterioesclerosis, etc., también han demostrado marcados déficits nutricionales que llevan a retardo del crecimiento o alteraciones consecuentes a la reducción vitamínica y de algunos minerales, esto si este tipo de dieta no cuenta con una buena guía y estructuración por parte del Nutriólogo.
Este artículo no tiene el fin de remarcar las bondades de tales dietas, (quiero remarcar que sí no hay una enfermedad o padecimiento de por medio que justifique la ausencia de productos de origen animal en la dieta, en lo muy personal yo no las recomiendo ni las promuevo, sin embargo es bastante respetable la razón que algunas personas tengan por elegirla), si no crear un poco de conciencia ya que el hecho de adoptar un estilo de alimentación consiste en informarse bien.
Cuando hablamos de las dietas vegetarianas en partículas, el nutrimento principal que brilla por su ausencia es el hierro, el cual tiene su mayor concentración en carnes rojas, de tal forma que el hierro consumido en los vegetales puede no ser suficiente para los requerimientos metabólicos del ser humano, debido a que la forma química del mismo no es la adecuada para su absorción, además apuntan a la reducción de consumo de aminoácidos esenciales, la reducción de vitamina B12, que es parcialmente compensada por el consumo de raíces, y algunas semillas, sin embargo, sí la cantidad requerida de dicha vitamina no llega a ser suplementada en su totalidad, la persona manifestará cuadros clínicos de anemia si la deficiencia persistiese, así que si no se tiene el control adecuado, las desventajas de la dieta vegetariana al paso del tiempo pueden ser mayores que las ventajas.
Tenga cuidado al elegir algún cambio en su estilo de vida del que no esté seguro o bien informado y recuerde que no se trata de satanizar alimentos, ya que no hay alimentos buenos y alimentos malos (pero cuando hablamos de productos, es decir, cosas industrializadas, es diferente), pero si existe la moderación para cada quien y sobre todo reconocer que es lo que nuestro cuerpo necesita y para poder hacer eso es justo y necesario consultar a tu Nutriólogo de tu elección para que le apoye y lo guíe a través de una alimentación mejor.

Referencias Bibliográficas:
1. CAYLLANTE CAYLLAGUA, Juan Pablo. Vegetarianismo. Rev. Act. Clin. Med,  La Paz,  2017.
2. Martínez-González, Miguel Ángel, & Vázquez-Ruiz, Zenaida. (2014). Patrón de dieta pro-vegetariana y mortalidad general. Revista chilena de nutrición, 41(4), 367-371
3. Brignardello G, Jerusa, Heredia P, Lisu, Paz Ocharán S, María, & Durán A, Samuel. (2013). Conocimientos alimentarios de vegetarianos y veganos chilenos. Revista chilena de nutrición, 40(2), 129-134.

 

Ana Patricia Flores Núñez
Licenciada en Nutrición Humana
nutriologann@hotmail.com