El embarazo en las adolescentes

0
357
A teenage girl holding a pregnancy test

El embarazo durante la adolescencia se considera desde el punto de vista médico y social como una situación de riesgo para la salud y el desarrollo personal de la mujer, su hijo/a, y de su pareja. Un gran porcentaje de estos embarazos son no planeados y probablemente no deseados. Aun cuando los jóvenes conocen los métodos anticonceptivos  y su forma de uso, sólo la mitad los utilizan, esto en gran parte sucede a la dificultad para acceder a métodos anticonceptivos en los servicios de salud, hay estudios que revelan que hasta un 30% de las chicas embarazadas adolescentes buscaron utilizar un método anticonceptivo pero encontraron dificultad para recibir una consulta de asesoría anticonceptiva o para adquirirlo.
La población adolescente (10-19 años) en México representa un quinto de la población del país, lo que representa una oportunidad de desarrollo social y económico para nuestra nación, pero estas oportunidades se pueden ver truncas cuando se presenta un embarazo en una joven que limitará su capacidad de estudio y desarrollo laboral ya que tendrá que dedicar gran parte de su tiempo a la crianza.
El noviazgo como experiencia emocional ocurre por primera vez prácticamente en todos los casos antes de los 20 años de edad, principalmente entre los 15 y los 19 años. La mayoría de los adolescentes busca en la experiencia del noviazgo alguien a quien amar y con quien compartir sentimientos y buenos momentos, y solo un pequeño porcentaje piensa en casarse o en formar una familia.
El inicio de la vida sexual es un acontecimiento que influye de manera importante en la vida de las jóvenes. El 55% refieren que la edad de inicio de vida sexual se encuentra entre los 15-19 años, casi siempre la primera vez es con una pareja sentimental (novio), pero actualmente muchas jóvenes inician su actividad sexual de manera más casual con múltiples parejas  de una ocasión que las exponen no sólo al riesgo de embarazo sino de adquirir enfermedades de transmisión sexual.
Además de la problemática social a la que se enfrenta la adolescente embarazada también están los riesgos médicos que este acontecimiento acarrea. En el año 2000 se registraron 180 muertes maternas en adolescentes, lo que representa la cuarta causa de muerte en mujeres de este grupo de edad. Las principales complicaciones a las que se exponen son el desarrollo de preeclampsia, anemia, infecciones bacterianas graves, parto prematuro, parto obstruido y prolongado, desproporción céfalo-pélvica y muerte fetal. Muchas adolescentes recurren al aborto por razones tales como el temor, la vergüenza y la desesperación por no sentirse capaces de cuidar un bebé, o no saber cómo podrán continuar su educación.
Es importante que nuestras jóvenes tengan información clara y bien orientada para que elijan primero posponer el inicio de la actividad sexual para una edad en la que ya no represente un riesgo y donde ellas se sientan libres de asumir las consecuencias de lo mismo, y segundo  mantener una comunicación abierta y tener a la disposición de las jóvenes que ya estén sexualmente activas métodos de planificación que les permitan evitar un embarazo no deseado, esto permitirá que se cumplan los sueños y expectativas de nuestra juventud y favorecer un futuro más prometedor.

Dra. Marisol Barajas Valenzuela
Ginecología-Obstetricia-Ultrasonido-Colposcopia-Laparoscopia.
Tel.210.32.54