Hablemos de lectura para este verano

0
402

Alguna lectura recomendable para este verano lo es Haruki Murakami con su título más reciente ”De Qué Hablo Cuando Hablo De Escribir”. Una lectura amena y entretenida donde el autor de innumerables éxitos entre ellos Tokio Blues se explaya en el origen y destino de su literatura allá por finales de los ochenta.
Un escritor polémico en su país y muy leído en el extranjero sobre todo en Occidente con algunos premios acumulados y candidato fiel al nobel de literatura que aún no llega pero se aproxima en sus 35 años de trayectoria.
Su narrativa más reciente destinada a la escritura a secas se desarrolla en alrededor de 300 páginas divididas en 11 capítulos y un epílogo en los que nos sorprende con un diálogo interno digamos de carácter existencial vinculado con preguntas ingeniosas acerca de la vocación del escritor.
Una parte de su temática se centra en las vivencias personales como por ejemplo su paso por la facultad de filosofía y letras o las lecturas que lo llevaron a ser escritor (Kafka, Chandler, Hemingway, Dostoievski) sin dejar de considerar cómo fue su infancia, amistades, familia y el entorno mundano que le tocó vivir.
Al respecto su vida física e intelectual sobre todo la primera descansa en su pasión por el ejercicio al aire libre y sus dotes de maratonista o aspectos ligados a cómo se siente fuera de su país o a qué destina su tiempo libre entre otras cosas.
Por su parte la venia intelectual se decanta por explicarnos la originalidad de sus novelas y los personajes que ha creado así como las razones del para qué, quién o por qué las escribe amén de las traducciones literarias en las que se enfrasca.
El autor también conversa acerca de cuestiones ligadas al carácter de los escritores a quienes define como seres solitarios, egoístas, orgullosos y que se la llevan todo el tiempo compitiendo y criticándose entre ellos lo cual habla de la experiencia o nulo trato quizá que mantiene con el gremio en su país.
Él asegura en esta especie de charla que escribir una o dos novelas no es algo tan difícil como ser un deportista de alto rendimiento o un concertista de piano que lleva muchos años y enfatiza que cualquiera que desee ser escritor se puede subir al ring y escribir un cuento o novela.
Empero considera que el reto está en escribir novelas o cuentos durante mucho tiempo, vivir de ello y sobrevivir como escritor.
A veces argumenta que escribir novela es algo torpe y hasta cierto punto fastidioso pero se atreve a reiterar que para ser escritor profesional se requieren dos cualidades: perseverancia y resistencia esto es mucha voluntad y trabajo.
Prueba de su voluntad de trabajo son las vicisitudes muy particulares por las que atraviesa de los 20 a 30 años cuando decide abrir un bar y después muy joven casarse, experiencias que lo hicieron madurar y formarse un criterio como persona consciente de su realidad cotidiana en el mundo laboral japonés de la época.
Destaco entre sus experiencias la narrativa de su primer libro “Escucha la Canción del Viento” que ganó el premio al mejor escritor novel de la revista literaria Gunzo cuando tenía 30 años confesando que apenas logró transmitir cuando mucho un 30% de lo que realmente le hubiera gustado decir.
Por otra parte no se lamenta de no haber ganado el máximo premio que se da en Japón el Akutagawa como tampoco recuerda con exactitud cuándo empezó a escribir este libro que él considera una especie de conversación autobiográfica, que surgió de manera espontánea y no por encargo de algún mecenas.
Lo cierto es que este libro da para mucho más y no es sencillo resumir ya que la verdad hay Murakami para rato y como buen escritor joven tiene mucha cuerda por delante así que esta especie de guía para aspirantes a escritores es muy recomendable.
Para finalizar diré que a pesar de ser un autor lejano a nuestro país es alguien que sabe manejar muy bien sus emociones y comunicar con llaneza sus ideas y conceptos de moda lo que lo hace muy atractivo para gente madura y jóvenes.
Ojalá que esta breve introducción sirva para que se animen en este verano con calor tan intenso a leer a este versátil escritor que nos muestra de cuerpo entero el Japón de Murakami y al Murakami de Japón.

Germán Lohr Granich
g_lohrgranich@hotmail.com