Benditas Vacaciones

0
327
sporting family in the summer park

Aunque la preocupación principal de muchos padres es no exigir demasiado a sus hijos en los periodos de vacaciones, muchas investigaciones han demostrado que en realidad la preocupación debiera ser que ocuparan el tiempo en actividades más provechosas.
Se calcula que en vacaciones muchos niños pueden llegar a ver más de 10 horas diarias de televisión o usar la tablet o videojuegos.
También se sabe que si no se utiliza apropiadamente el tiempo durante las vacaciones muchos de los conocimientos adquiridos en el ciclo escolar se olvidan; el rendimiento académico disminuye cuando los niños ven de 10 a 15 horas de T.V., por semana, y es común encontrar a pequeños que pasan más tiempo frente al televisor en un día que lo que dedican a la lectura en una semana.
Por esa razón es importante que los padres sean cuidadosos en la forma en que ayudan a que sus hijos administren su tiempo en vacaciones.
Si bien no se propone que las vacaciones sean un periodo de demasiada exigencia sí se sugiere la realización de diversas actividades.
Son tres específicamente las áreas en las cuales se pueden enfocar las actividades que se programen para vacaciones: 1. El ejercicio, 2. Las relaciones sociales y 3. El desarrollo intelectual, independientemente de que la familia se quede en casa o salga de vacaciones.
Respecto al ejercicio es importante decir que el niño debe estar activo, salir de casa y no estar todo el tiempo en actividades pasivas, lo importante no es mandarlo a un campamento, lo esencial es que salga de paseo con su bicicleta, que camine con su familia, ir a la alberca, que intente con los patines, que participe en excursiones, etc., (y por favor usted deje el celular en casa).
En lo referente a las relaciones sociales cuide que durante las vacaciones sus hijos mantengan contacto con sus compañeros de la escuela, aproveche la oportunidad para estrechar relaciones con algunos miembros de la familia con los que a veces no se puede convivir como los primos, tíos, abuelos. Programe algunas actividades de convivencia familiar, al menos una vez a la semana en las que jueguen, platiquen historias de la familia, canten, vayan a comer juntos, visiten un museo, asistan a una obra de teatro, al cine, etc.
En lo referente al desarrollo intelectual se trata ayudar de que comprendan que el aprender no está limitado a la escuela y que aprender es divertido. Es importante cultivar el interés por la lectura. Visite la biblioteca, acompáñelos a la librería y deje que ellos escojan qué desean leer, aproveche la motivación que tienen por algunos temas. Pida que se fijen como meta leer algunos libros en este periodo.
Igual que en el periodo normal de clases elabore un horario de actividades en el que se incluyan la hora en que haya que levantarse, para las comidas, para salir y para regresar. Incluya en el horario tiempo para estudiar, un horario para actividades domésticas, pida que colaboren en el jardín en el aseo, sugiérales que este periodo realicen aquellas actividades de limpieza u orden que requieren más tiempo.
Tal vez sus niños protesten pero recuerde que todo esto es útil, sea flexible pero evite que la casa se vuelva un lugar de caos en donde los niños estén ociosos.
Las vacaciones es una oportunidad para que la familia conviva, no un periodo en el que los niños hagan lo que quieran cuando quieran, es importante que los padres mantengan el control sobre algunas cosas básicas como el sueño, la comida, la lectura, el estudio, aunque no sean tan rigurosos como en los periodos regulares.

Psic. Diana Spíndola Yáñez
Fb/ centro de asesoría psicologica-skool-tools
Tel. 210 3280- 6622 063414