¿En qué consiste una terapia de pareja?

0
366
Young couple consults at the psychologist

La terapia de pareja consiste en un proceso complejo, donde los propósitos terapéuticos no son dirigidos hacia la problemática de la persona, sino que pretende dar solución a los problemas inherentes a la relación de dos personas que deciden convivir íntimamente juntos.
Cuando la relación empieza a deteriorarse es usual que la pareja busque con sus propios recursos resolver las dificultades, sin embargo, cuando éstos fallan o son insuficientes se ven en la necesidad de plantearse la posibilidad de acudir con un psicoterapeuta.
Existen muchos motivos para que una pareja tome la decisión de solicitar una terapia: Conflictos sin resolver, discusiones frecuentes, mala comunicación, falta de respeto, celos, no aceptar a la pareja como es, desconfianza, adicciones, problemas con los hijos o con la familia política, maltrato, planes de separación, vida laboral, aburrimiento, pérdida del apetito sexual, problemas en la percepción de la relación con el otro, envidia, problemas en la aceptación de los logros del otro, etc.
El psicoterapeuta es alguien exterior a la pareja que además de ver los problemas con mayor objetividad, es capaz de ayudar a que se avance en la dirección deseada, en sesiones de pareja y/o en sesiones individuales, contribuyendo a formar canales de comunicación y de relación más adecuadas. El papel del terapeuta no es buscar culpables, sino encontrar las causas y los problemas de pareja que obstaculizan el buen funcionamiento. Un terapeuta de pareja debe estar dispuesto a abandonar los prejuicios frente a las interacciones entre los participantes, debe ser respetuoso de los valores y creencias.
El psicoterapeuta buscará una explicación a la situación actual que permita diseñar un plan de acción y pautas para cada uno, tras una profunda evaluación, donde se analiza qué motivo lleva a la pareja a solicitar la terapia, qué visión tiene cada uno sobre la relación de pareja, expectativas de futuro, cambios que consideren deben llevarse a cabo y el compromiso de cada uno para realizar los cambios. El psicoterapeuta no decide si la relación debe de terminar. Una relación de pareja es producto de una decisión compartida y madura entre dos personas adultas, son ellos quienes deciden continuar con la relación o romper el vínculo.
La duración de cualquier terapia depende del problema que se presente. Hay que tener en cuenta que la terapia la hacen los pacientes y no el terapeuta y por lo que depende de cada uno de ellos. En ocasiones basta con un par de sesiones para poner las cosas en orden, otras veces es necesaria una terapia más profunda.

 

Lic. Silvia Eloisa Durón Romero
Centro Integral de Atención Psicológica
Correo: ps.silviaduron@hotmail.com
Cel. 044 66 22 22 43 22