¿Qué es la preeclampsia?

0
376

La preeclampsia es una enfermedad que puede afectar a cualquier mujer embarazada después de las 20 semanas, y se caracteriza por hipertensión (presión arterial alta), edema importante (hinchazón) y proteinuria (pérdida de proteínas a través de la orina).
Es una de las primeras causas de muerte materna en los países desarrollados. Su frecuencia se calcula del 2-6% en embarazos de bajo riesgo y del 20-25% en embarazos de alto riesgo.
¿Qué mujeres tienen mayor riesgo de tener preeclampsia?
Tendrán mayor riesgo las primerizas, los embarazos gemelares, las mujeres que hayan tenido preeclampsia en sus embarazos anteriores, las que tienen antecedentes familiares de preeclampsia o hipertensión, las jovencitas menores a 17 años y las mujeres mayores de 35, pacientes que son diabéticas o hipertensas antes del embarazo, fumadoras, pacientes con síndrome de anticuerpos antifosfolipidos y pacientes que su último embarazo haya sido hace mas de 5 años.
¿Cómo se hace el diagnóstico?
Esta enfermedad puede ser diagnosticada durante el control del embarazo, por eso es muy importante que toda paciente embarazada visite a su ginecólogo por lo menos una vez al mes. La preeclampsia se sospecha cuando la presión arterial media es igual o mayor a 90 mmHg, también cuando en un estudio llamado flujometria doopler existen alteraciones en los flujos de las arterias uterinas, y también se miden algunos niveles en sangre que pueden hacer sospechar que esta mujer podría desarrollar preeclampsia como por ejemplo el ácido úrico o el calcio urinario.
La preeclampsia puede tener una fase asintomática, donde la mujer se siente bien y no manifiesta cambios importantes, seguido de una fase donde se manifiesta la hipertensión sin otros cambios y después ya empiezan a existir cambios en todos los sistemas afectando el riñón o el hígado. Las complicaciones más graves de la preeclampsia son el desarrollo de eclampsia (convulsiones) o Sx. HELLP que se caracteriza por falla orgánica múltiple que incluso puede llevar a la muerte a la madre.
¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento definitivo será la interrupción del embarazo. Sin embargo cuando el embarazo se encuentra demasiado prematuro se intentará controlar con medicamentos antihipertensivos, reposo, dieta baja en sodio, y medicamentos para acelerar la maduración de los pulmones fetales.
Es importante acudir de manera regular al control prenatal para identificar oportunamente factores de riesgo e iniciar las medidas que correspondan para controlar el problema antes de que las consecuencias sean graves.

Dra. Marisol Barajas Valenzuela
Ginecología-Obstetricia-Ultrasonido-Colposcopia-Laparoscopia.
Tel.210.32.54