El trabajo en el hogar y su importancia en México, ¿quién es quién?

0
369

México al igual que el resto de América Latina ha pasado en los últimos 30 años por varias transformaciones estructurales en todos los ámbitos sobre todo aquellos ligados al entorno familiar, la importancia cualitativa, comunitaria y de cohesión que juega el trabajo doméstico y el  uso del tiempo  y del tiempo libre de las personas.

Para contextualizar lo anterior definiré el concepto del trabajo no remunerado es decir aquel que opera como un microcosmos  al interior de los hogares que en cifras duras de la ONU ronda por encima del 24% del PIB nacional.

¿De qué estamos hablando? Simplemente del tiempo de trabajo total  computado en las cuentas nacionales que no se paga ni se remunera y que cada vez es más grande y yo diría estratégico para el futuro de Sonora y del país.

En efecto creo que hemos infravalorado como país y sociedad el trabajo al interior de los hogares el cual descansa en su mayoría en las mujeres al rondar entre el 60 y 70% dependiendo el país de que hablemos sobre todo en Centroamérica que es más alto que en México, Brasil o Argentina.

En México de acuerdo a especialistas tiene un valor similar al Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 por cierto arriba de los 4.6 billones de pesos comparación que gracias a encuestas y estudios de organismos como el INEGI es confiable su medición y representatividad en los cálculos del PIB nacional.

Al respecto son las mujeres quienes más horas destinan en promedio  a la semana en la atención y cuidado de las tareas del hogar que como todos sabemos tienen que ver entre otras cosas con actividades básicas y diría de orden cualitativo como son el cuidado y la atención de las personas sean infantes o adultos mayores y su alimentación, higiene, recreación y educación en valores entre otras.

Aunque un 40% del trabajo no remunerado es realizado por hombres es justo reconocer la sobrecarga femenina que hay en los hogares sobre todo a medida que las mujeres van ganando espacios y sus aportaciones al ingreso familiar son mayores empero insuficientes para la buena marcha familiar y el progreso.

El punto aquí o lo que hace sentido es que es hora de crear e impulsar nuevas políticas públicas que se aboquen de manera integral a tratar con seriedad esta problemática relacionada con el uso del tiempo y sobrecargas al interior de los hogares que tiene varias aristas que van creciendo y que se refleja en cuestiones ligadas a los ámbitos de la demografía, la desigualdad social, pobreza o la misma inseguridad pública.

Cifras de la Encuesta Nacional de Hogares del INEGI PARA EL 2016 destacan que en Sonora los hogares nucleares donde la jefa de familia es mujer aumentaron del 25 al 31.5% algo así como 165,375 domicilios la entidad con nivel más alto del país incluso por encima de la capital mexicana.

Por otra parte creo que se requiere profundizar en el aspecto del trabajo no remunerado el cual como destacan muchos especialistas del nuevo milenio debe buscarse la forma de integrar ese alto valor que representa a través de mejorar la empleabilidad con el uso de las tecnologías.

Hay mucho que hacer en esta materia en cuanto a nuevas investigaciones de cómo aprovechar mejor el uso del tiempo y la mejora del recurso humano con nuevas profesiones técnicas, certificación y capacitación que debe sin duda reforzarse.

Recordemos que en Sonora para el 2025 en menos de 10 años habrá más adultos mayores que menores de 15 años. Ahora que se acerca el 2018 necesitamos subir esta agenda en todos los partidos políticos y que no sólo sea la corrupción o inseguridad pública la que impere en las campañas

Simplemente concluyo con lo que el sociólogo Sygmunt Bauman nos dice de los tiempos líquidos y no sólidos por los que atravesamos los cuales deben hacernos reflexionar acerca del mejor uso del tiempo ciudadano y de cómo aprovechar mejor el tiempo libre aportando cada quien su grano de arena en el momento que nos tocó vivir.

German Lohr Granich
g_lohrgranich@hotmail.com