Construyendo la autoestima de mi hijo

0
298
Man kisses a pregnant belly of his beautiful woman dressed in pink

La individualidad de tu hijo la construyes tú desde antes de su nacimiento. El doctor Thomas Verny, pionero en el campo de la psicología prenatal y perinatal, en sus obras: La vida secreta del niño antes de nacer (1988) y El vínculo afectivo con el niño que va a nacer (2001), establece la base de una nueva forma de ver los procesos madurativos in útero  y cómo éste puede afectar las emociones y los cuidados durante el embarazo al desarrollo de la personalidad del nuevo ser.

La expectativa de los padres sobre el nacimiento de su hijo, trae consigo una carga emocional tan fuerte que la psicología criminal da cuenta de los casos de rechazo que terminan formando un multi-homicida.

El nacimiento psicológico del niño es crucial en su integración interna, el saberse esperado, aceptado, querido y protegido, ofrece una experiencia de tranquilidad y seguridad que forma una actitud y un estado corporal tranquilo al niño. Si este niño se siente aceptado en la familia, estará tranquilo y  relajado, su actuar estará concentrado en nuevos aprendizajes.

En cambio, un niño que no fue esperad o deseado, lo sentirá desde el embarazo, si sus progenitores pelean, escuchará los gritos de ambos y sentirá la angustia y el estrés, ya que la adrenalina y noradrenalina, atraviesan la placenta y causan angustia prenatal.

La construcción de la autoestima, el amor a sí mismo, se inicia con los padres a partir de sus deseos de concebir.

Un nacimiento deseado, planeado y esperado, ofrecerá al nuevo ser una seguridad sin igual que influirá durante toda su vida, especialmente durante la infancia.

Sin embargo no todos los padres son capaces de tener la conciencia suficiente de concebir primero en pensamiento, ya que esto dará una gran fuerza emocional al niño.

Ya que al no estar preparados ni conscientes en pensamiento, puede que los padres no tengan la suficiente preparación mental para resistir con buen ánimo las tareas de la crianza, y bajo esta circunstancia de carencia emocional, conciben a su hijo, inconscientemente como padre, estarán siendo incoherentes para ofrecer una base emocional óptima para el futuro desarrollo psicológico de sus hijos.

Estudios han demostrado que el feto a partir de los 6 meses de gestación tiene ya desarrollado el sentido de la audición.

Mi recomendación para las madres que están embarazadas o en el proceso, que durante estos meses le hables a tu bebé, le digas qué tan especial, tan esperado, tan amado es, programa su conducta, su personalidad y actitudes, ya que tu hijo te escucha, y todo con lo que programes a tu hijo, se tornará en sentimiento y en acciones.

Por lo tanto no solamente se requiere de una preparación económica para recibir al nuevo ser, sino que la pareja esté lista y consciente al concebir al bebé.


Psi. Karla Giovana Durazo Acuña
Céd. Prof. 9845258
Directora del Centro D.A.
PsicoIntegral Tel. 2120058