La escuela me pide un estudio psicométrico ¿Qué es? ¿Qué hago?

0
180

En múltiples ocasiones las escuelas citan a los papás para informarles que su hijo está teniendo problemas de comportamiento; no obedece a la maestra, no termina los trabajos escolares, juega brusco con sus compañeros; o les dicen que su hijo se distrae fácilmente; se esfuerza por aprender, pero olvida lo que ha aprendido. Los papás pueden afirmar que estudiaron con él un día antes del examen, pero el día del examen ya olvidó todo; o bien al escribir, gira letras, escribe incompleto (faltan letras en las palabras), o su escritura es difícil de entender. También pueden decirles “aún no inicia con la lecto escritura” o “su lectura de comprensión es baja”, “no comprende las matemáticas” o bien no quiere quedarse en la escuela. Unas o todas estas características que nos dicen de nuestros hijos nos aterran y además por si fuera poco…  nos piden ir con un profesional para que le haga un estudio psicométrico.

Depende de la madurez de los papás el aceptar apoyar a su hijo con este tipo de estudio; y el punto no menos importante es con quién acudir, qué centro o psicóloga escoger; por ello anotamos estos puntos para que al hacer su cita tomen la mejor opción para hacerle a su hijo un estudio psicométrico.

La Psicometría es la rama de la Psicología que se ocupa de cuestiones relacionadas con la medición de aspectos psicológicos de las personas (niños, adolescentes o adultos).

Los exámenes o test psicométricos son los encargados de medir cualidades psíquicas del individuo, las hay de varios tipos: de medición de inteligencia, de conducta, rasgos de personalidad, de emocionalidad, proyectivas  (pruebas de dibujos, lápiz y papel) y varios tipos más. A estos estudios en los que se incluyen los aspectos de personalidad se les llama estudios psicológicos completos. Son una herramienta tanto para conocer su vida, estado emocional, intelectual o si existe alguna anomalía en su funcionamiento cerebral o simplemente para ubicarnos en su forma de pensar.

Cabe mencionar que aplicar y calificar pruebas puede ser relativamente sencillo; aunque hay que detallar que requiere de un espacio adecuado, sin distractores, bien iluminado, conocer las pruebas que se aplicarán para saber su objetivo (que pretendemos medir) y seguir las indicaciones exactas del manual y saberlas de antemano; todo lo anterior lo puede hacer casi todo aquel egresado de la carrera de psicología; sin embargo la interpretación y análisis de los resultados de las puntuaciones obtenidas a través de los perfiles que se obtienen en las pruebas no lo puede y no lo debe hacer cualquiera, requiere de más estudios (cursos-talleres) lecturas y experiencia; ya que es necesario conjugar los conocimientos en desarrollo psicobiológico normal, psicopatología y una buena entrevista psicológica (que por cierto es indispensable que se realice antes de iniciar con la aplicación de las pruebas).

La importancia del estudio psicométrico o psicológico completo radica en la interpretación de los resultados, la lectura acertada de los perfiles ya que éstos son los que nos indican si hay un problema como una hiperactividad o un bajo rendimiento académico o bien un problema de aprendizaje, al igual que una depresión, ansiedad, o un trastorno reactivo a una disfunción o desintegración familiar.

Y claro todo esto tiene que ver también con costos; un estudio psicométrico bien hecho (bien interpretado) tendrá un mayor costo a uno en el que sólo aplican y califican las pruebas; pero no se saben interpretar.

Lo más valioso es que los papás estén dispuestos a, valorar y analizar el desempeño y comportamiento de su hijo y a aceptar lo que las pruebas les reporten e iniciar el segundo paso del proceso… su tratamiento.

Psic. Diana Spíndola Yáñez
Psic. Diana Becerril Spíndola
FB centro de asesoría
psicológica-Skool-Tools
Tel. 2103280 / 6622063414