No desayunar sube los niveles de ácido úrico en la sangre

0
261

No desayunar trae consecuencias para el organismo. Durante los primeros sesenta minutos siguientes al despertar por las mañanas, se debe ingerir aproximadamente 15 gramos de proteínas para el normal funcionamiento del cuerpo.

¿Qué ocurre si decidimos no desayunar? Si nuestra mente racional ha decidido privar a su organismo de nutrientes que deberían ser suministrados en las prime-ras horas del día, pensando que quizás esto podría ayudarnos a bajar de peso, cometemos un error.

Existen mecanismos de nuestro organismo que no responden a esa “mente racional” y que no podemos controlar conscientemente. El organismo necesita sus nutrientes y va tratar de conseguirlos de lo que esté a su alcance, y lo que está a su alcance son nuestros propios músculos que son ricos en proteínas, de forma tal que nuestro organismo, en palabras del doctor Salomón Jakubowicz, se “come” sus propios músculos para extraer las proteínas necesarias. Y como nuestros músculos son carnes rojas, tendremos las mismas consecuencias que si hubiésemos ingerido cantidad de carnes rojas con el agravante que posteriormente en horas de la tarde sentiremos más hambre porque necesitaremos reponer las proteínas extraídas de nuestros propios músculos. Pero no todo termina allí, esto puede llevar a altos niveles de ácido úrico en la sangre. Inclusive los vegetarianos que no desayunan pueden sufrir de exceso de ácido úrico si no desayunan.

Síntomas del ácido úrico alto: Normalmente el ácido úrico sale a través de la orina sin causar molestias. Al no desayunar, aumenta el ácido úrico y pueden ocurrir los episodios de gota, generalmente acompañados de los siguientes síntomas:

• Gota
• Ansiedad en la tardes
• Hígado graso
• Fibromialgia
• Triglicéridos y colesterol alto
• Verruguitas en el cuello y las axilas
• Caída del cabello
• Ronquidos (apnea del sueño)

El tratamiento para el alto nivel de ácido úrico involucra desayunar (con contenido proteínico: Huevo, pescado, pollo, carne de res) al levantarse y comer 5 veces al día para mejorar el metabolismo. Nunca se debe hacer ejercicios en ayunas. En lugar de hacer dietas se necesita consumir proteínas que disminuyan el apetito, y dormir adecuadamente. Evitar a toda costa la grasa vegetal hidrogenada que es la peor grasa de todas.

Ing. Cecilia Muñoz Tonella
Nutrición, “El cambio exacto de tu alimentación”