El testamento en la pareja recién casada

0
289

Recientemente advertimos por distintos medios de comunicación la campaña “Septiembre, Mes del Testamento”, misma que desde hace alrededor de 15 años se viene promocionando en toda la república mexicana, por virtud de la cual, los notarios públicos participamos ofreciendo descuentos  a los clientes al momento de hacer su testamento durante ese periodo de tiempo.

El tema de hacer el testamento resulta para algunas personas difícil de procesar, pues se asocia inevitablemente con la muerte, y con ello vienen  los recuerdos o proyecciones que tenemos, sobre todo cuando hemos experimentado ya la partida de un ser querido.

Algunas otras personas descartan en automático la necesidad de hacer testamento, al considerar que no se cuenta con un patrimonio cuantioso, o bien,  el bien o bienes que integran éste, están aún pagándose a una institución financiera.

Pero que sucede cuando existe la pareja “recién casada” o con hijos menores de edad? Que sucede, en el peor de los escenarios, cuando fallece uno o ambos padres y sobreviven hijos menores de edad?

 “Artículo 310.- La patria potestad sobre los hijos de matrimonio se ejerce por el padre y la madre. A falta de padres, ejercerán la patria potestad sobre el hijo menor o incapacitado los abuelos paternos o maternos que mejor garanticen el desarrollo y protección de sus descendientes, a criterio del juez competente, tomando en cuenta las circunstancias del caso y la opinión del menor que esté en condiciones de expresarla, así como la de cualquier miembro de la familia que el juez estime conveniente escuchar en beneficio del propio menor…”

“Artículo 369.- La tutela testamentaria se instituye por el padre o la madre en su testamento, cuando no exista progenitor con derecho a ejercer la patria potestad, y excluye de su ejercicio a los abuelos. Sin embargo, éstos podrán reclamar judicialmente su derecho a la patria potestad y el juez resolver lo conducente, atendiendo a los intereses del menor o incapacitado.”

Podemos concluir que el testamento si bien es cierto que una de sus funciones es establecer claramente la voluntad del testador respecto de sus bienes después de su muerte, también es cierto que es el documento idóneo para establecer el destino de los hijos menores de edad o incapacitados, en el caso de ambos padres faltaren por causa de fallecimiento.  El tutor testamentario puede ser un abuelo o abuela, hermano, tío o tía, pero también puede ser un padrino o amistad.

Al dedicar la pareja un momento a hacer su testamento ante Notario Público, cada miembro en lo individual, no solo prevenimos problemas entre los familiares por temas monetarios o de bienes; sino más importante aún, posibles conflictos relacionados con opiniones sobre quién es la persona idónea para cuidar a los hijos menores de edad en caso del fallecimiento de ambos padres. Vale más dejarlo claro.

FUENTE: Código de Familia para el Estado de Sonora. http://www.congresoson.gob.mx/Transparencia/Leyes 21/nov/2017

Lic. Ivonne Corral Gaona
Notario Público #28, Suplente.