¿Cómo Festejas la Independencia de México?

0
18

Ya vienen las fiestas patrias cómo cada año, festejamos muy alegremente la independencia de nuestro país, “México”.

Existe una preparación previa con adornos;  banderas en los balcones, en autos,  elaboración de comida típica, decoración de la ciudad, de los hogares e incluso nuestra vestimenta.

Todo ello es motivo de alegría y  oportunidad de recordar y demostrar quienes somos como mexicanos, lo orgullosos que estamos del País y de nuestro origen, por lo menos a eso se debe el festejo;

Sin embargo no siempre es así; en ocasiones festejamos únicamente haciendo una fiesta,  disfrutar de la comida o simplemente reunir amigos y familiares, pero sería un buen momento para reflexionar sí durante el año  somos esos ciudadanos orgullosos, amantes del país con congruencia de contribuir; en fomentar valores, predicar con el ejemplo, demostrar lo que nos han caracterizado en algún momento catastrófico de la nación, como la solidaridad y apoyo, en terremotos, inundaciones, etc.

En la actualidad México cuenta con algunos problemas sociales, con ausencia de valores, desarrollo humano,respeto ciudadano, congruencia con lo que se da y lo que se pide, el cuidado ecológico de las playas, ríos, bosques, parques,  recursos naturales, incluso hasta en la forma de estacionarnos, no siempre se respeta el espacio vacío que puede ocupar el otro o bien el minusválido.

Y qué decir del ejemplo ciudadano honesto al no ofrecer soborno a las autoridades, exigir derechos y deberes ciudadanos, cumplir con obligaciones, etc.

De pronto, nos interesa únicamente el espacio personal con nuestro entorno, mientras no nos afecte lo que hace otro, permanecemos indiferentes a las necesidades sociales y nacionales.

Hay tanto que podríamos hacer respecto a nuestro país ; cómo cuidar de espacios comunes, reciclar la basura,  respetar al otro ciudadano, ser amable con el vecino, contribuir en cuestiones políticas y sociales.

Sí sé es empleado de gobierno, realizar la labor con entusiasmo, espíritu de servicio, dignificando a la persona, país y el propio trabajo, estando consciente del servicio público que se ofrece y no pensando que se está otorgando una gratuidad.

Pero tristemente en ocasiones no gusta el trabajar en equipo,  respetar al otro, aplicar la justicia, contribuir siendo congruente con lo que se desea, se tendría que hacer un análisis para revisar de qué manera se puede  festejar, pero no sólo en Septiembre, sino  todos los días, a este país tan hermoso que tenemos, que ha sabido responder en momentos urgentes sin necesidad de esperar a que alguien más responda. Sé a demostrado la capacidad de ayuda, ingenio, fortaleza, servicio, que podríamos utilizar día con día.

Cambiaría el rumbo de la  historia, a un país mucho más desarrollado, fuerte, próspero, con poder y autoridad para exigir lo que se merece cada mexicano.

Qué la educación se distinga cuando visitamos otro país por los valores, y no que se diga: “A pues es Mexicano, que se espera”.

Estamos invitados todos a  disfrutar éstas fiestas patrias intentando ser mejor ciudadano, padre o madre comprometidos en desarrollar valores universales, cívicos, deseo de ser mejores mexicanos; pero para ello, se requiere la práctica diaria, plena conciencia, acciones continuas y positivas, con intención  de ir logrando una transformación social  aunque sea a cuenta gotas, “El ejemplo arrastra y se contagia”