¿POR QUÉ ESPERAR HASTA YA NO PODER MÁS?

0
20
Portrait of upset young Caucasian woman wearing sweater sitting on bed under blanket and drinking tea

Cuantas veces no hemos escuchado o mencionado las frases ‘Ir al psicólogo es para locos’, ‘La psicología no existe’, ‘Mejor ni me busco, así estoy bien’, ‘No tengo ninguna enfermedad, no necesito ayuda’. Por todos estos mitos las personas se niegan a iniciar un proceso terapéutico, y la mayoría tiende a buscar ayuda cuando el sufrimiento o problema resulta urgente o insoportable. Mayor parte de los casos llegan a consulta con un cuadro clínico de trastornos de ansiedad, del estado de ánimo, del comportamiento alimentario, entre muchos otros.

¿Por qué llegar hasta ese punto?, ¿Por qué no sabemos pedir ayuda desde antes? En México, lamentablemente son muy pocas las personas que van con un especialista de la salud por prevención, ya que para comenzar con un proceso terapéutico, no necesariamente tienes que estar enfrentando algo puntual en el momento; además, se requiere de gran valor y responsabilidad para comenzar terapia, ya que implica un proceso de autoconocimiento, querer mejorar y buscar herramientas.

En el caso de las intervenciones preventivas de salud mental, nos enfocamos en aumentar los factores de protección y reducir los de riesgo relacionados con problemas psicológicos.

En consulta tendrás una mayor compresión de tu persona, de tus fortalezas, áreas de mejora, y emociones; de igual forma, se te ayudará a identificar todos aquellos pensamientos y patrones de conducta que te provocan malestar o no te beneficien en lo absoluto, y se irán modificando por otros más saludables. Nuestro papel como psicólogos es observar y comprender tu problema desde una visión objetiva y a través de terapia iras adquiriendo técnicas para afrontar las diferentes situaciones que se te irán presentando a lo largo de tu vida; es necesario que tomes conciencia y estés dispuesto a lograr cambios para obtener un equilibrio en tu vida y tener una estabilidad emocional.

Recuerda que ‘Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo.’ (Jorge Bucay)