¿Con qué se come la Donación con Reserva de Usufructo Vitalicio?

0
22
Business man hand hold the house model saving small house. House insurance

Durante los meses pasados, hemos venido haciendo hincapié en la importancia de realizar el testamento, aún y cuando no hay bienes, pero si hijos menores de edad. Si a Usted se le pasó el mes de Septiembre para realizar su testamento a un precio reducido durante la campaña nacional “Septiembre Mes del Testamento”, piense que todo pasa por algo. Pues aquí le ofrecemos una alternativa que es en el corto y largo plazo muy económico y muy seguro para disponer de nuestros bienes a favor de nuestros hijos o cónyuge, pero sin quedarnos desprotegidos.

Cada vez que escucho la palabra Usufructo, pienso en una fruta, eh ahí el título de este artículo. Aunque en realidad  el  Código Civil del Estado de Sonora,  en su artículo  1150 lo define como  “un derecho real, temporal, vitalicio por naturaleza, para usar y disfrutar de los bienes ajenos sin alterar su forma ni substancia.”

Ese derecho es la clave para la estrategia para aquellas personas que gustan “heredar en vida” (una aberración jurídica, pero que coloquialmente se utiliza), y facilitar, por lo general a los hijos, la transmisión de propiedades, pero con el candado de la Reserva del Usufructo Vitalicio, que nos permite que mientras vivamos tenemos ese derecho real de usar  y disfrutar el bien ajeno. Ajeno, porque ya se lo donamos gratuitamente a un descendiente.

Es decir, le ahorraremos a nuestra descendencia el gasto de realizar el Juicio Sucesorio Testamentario, aún y cuando existe testamento, y después la adjudicación de los bienes mediante escritura pública.  Ahorramos además de dinero, las penas por las que atraviesan ciertas familias por temas de dinero, reparticiones, herencias, etc.

La gran ventaja de realizar Donaciones con Reserva de Usufructo Vitalicio, es que aunque trasmitamos la propiedad a otra persona (que debe ser nuestro cónyuge o ascendientes o descendientes directos), esta operación está exenta de Impuesto Sobre la Renta  e Impuesto de Traslado de Dominio, mismos impuestos que suelen ser la parte más cara de las operaciones traslativas de dominio.

REQUISITOS

  1. Título de Propiedad.
  2. Recibo Predial pagado.
  3. Identificaciones de las partes.
  4. Acta de Nacimiento de los Donatarios. (Hijos o Cónyuge)

Pregunte por esta alternativa a su Notario de confianza, podrá explicarle con más detalle el costo beneficio de esta excelente alternativa.