¿Cómo afecta la diabetes en la familia?

Dora Córdoba Franco

0
30

México ocupa actualmente el noveno lugar mundial en prevalencia de diabetes, es alarmante pero aún más cuando los especialistas internacionales refieren que las proyecciones para el año 2025, el país ocupará el sexto o séptimo lugar. De Icaza e. , Arredondo A, (2011) Revista SCiencedirect.com, Volume, 14,p.85,88.

Aunque en los últimos años se ha puesto especial interés en apoyar programas de prevención y cuidado de la diabetes. Todo ello es importante y necesario, sin embargo;  poco se ha dicho de los efectos que se generan en los miembros de la familia o quienes se encuentran conviviendo en el entorno.

Los lazos familiares se agudizan, creando en ocasiones relaciones tóxicas de codependencia al querer prevenir la enfermedad; la familia vive a través de lo que hace o no el enfermo y éste a su vez, no permite a otros que lo quieran controlar. Evidentemente la preocupación por la salud de un ser amado y las futuras consecuencias de un padecimiento mal cuidado, involucran a toda la familia, principalmente cuando existen casos como el qué me gustaría compartir de una familia cercana:

Familia de 9 hermanos, todos fallecen con la enfermedad, pero como bien sabemos,  es sólo el detonante de otras enfermedades como las cardíacas, renales, visión, neuropatía, etc.  Algunos de ellos, vivieron sus últimos días sin un pie, o ambos pies y sin visión en ambos ojos. aún sobreviven dos, de los cuales ya una de ellas no tiene pie y no tiene visión en ambos lados. Y el otro hermano siendo el único con disciplina,  sigue una revisión constante, control de azúcar, evaluaciones periódicas de todos sus órganos principales. Goza de una “salud” que le permite ser funcional y disfrutar de la vida a sus 75 años.

Los miembros de la familia, sufren las consecuencias de la enfermedad pues terminan apoyando física o emocionalmente a sus enfermos, es realmente un padecimiento al que se le pone poco cuidado y atención, pero que va minando poco a poco el funcionamiento de ciertos órganos llevando al paciente a estados críticos, en donde ya no le es posible ser independiente y las personas de su entorno, asumen esa responsabilidad.

El daño familiar es complejo, debido a que las relaciones interpersonales se hacen tirantes, con roces constantes. Pero  le corresponde únicamente al enfermo asumir la responsabilidad de su cuidado y tomar acción en ello, por el bien de la familia y del enfermo.

Compartir
Artículo anteriorTendencias Navideñas