Certificiación del método Internacional Suzuki

Liceo Thezia

0
156

El Programa de Música “Young Performance Music Program” que implementó Liceo Thezia ha resultado un éxito con sus alumnas y sus familias, así como un importante adelanto cultural dentro del área musical para nuestra ciudad.

Del 4 al 7 de diciembre recibirán a la Teacher Trainer, Caroline Fraser. Ella es miembro de la SAA (Suzuki Association of the Americas), como Music Education Clinician. En su visita ofrecerá el curso de Filosofía Suzuki a las profesoras de Música, con lo que se dará inicio a un equipo de profesoras en Hermosillo con certificación oficial en el Método Suzuki.

Su trayectoria

Caroline Fraser nació en Escocia. Se graduó como Bachiller en Música en la Universidad de Edimburgo. Luego obtuvo las credenciales Licenciada de la Academia Real de Música (L.R.A.M.) en piano y Asociada del Colegio Real de Música (A.R.C.M.) en violín, en la Academia Real de Música en Londres, Inglaterra.  Obtuvo el grado de Master en Música con énfasis en el Método Kodály en Holy Names College (HNC), California, EEUU. 

Caroline empezó a enseñar con el método Suzuki en California en 1974 y fue una de las pioneras del método en Perú (1981) y en Chile (1988). De 1992 a 1999 fue profesora de Teoría Musical y directora del Programa de Pedagogía Suzuki en HNC, donde enseña pedagogía en el Programa de Verano hasta el presente. Desde 1991 ha dedicado sus esfuerzos a crear y desarrollar programas Suzuki en América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Perú). Como Profesora de Capacitación de la Asociación Suzuki de las Américas, de Europa y de Asia, ella también ofrece cursos de pedagogía musical en Australia, Canadá, Hong Kong, Taiwán, los Estados Unidos, Gran Bretaña y clases maestras en Corea, Alemania y Noruega. Caroline vive en Lima, Perú desde 1999.

Anécdota de Shinichi Suzuki: EL NIÑO Y EL ALMACÉN 

Hace unos catorce o quince años di una conferencia en Kicho de la Prefectura de Aichi. Ahí les platiqué de mi teoría preferida de que los niños se desarrollan a través de la adaptación al medio ambiente.

“Decir que un niño nació obstinado es incorrecto. Él ha vivido toda su vida recibiendo regaños, así que ha desarrollado la habilidad de regañar. Mira a la pobre y miserable forma de tu hijo. Tú lo criaste para que fuera así”. Cuando terminé de decir esto, todo mundo estaba realmente impresionado.

Esa noche me quedé a dormir en la casa del presidente de una compañía. A la mañana siguiente, mientras su esposa me servía el desayuno me dijo: Señor Suzuki, tengo una confesión muy penosa que hacerle”. A continuación me narró la siguiente historia:

“Con mucha frecuencia me enojo con mi hijo porque es muy desobediente e irrespetuoso. Así que lo jalé y me lo llevé al pequeño almacén que tenemos a un lado de la casa y, mientras íbamos caminando hacia allí, yo pensaba que lo encerraría como siempre lo hago cuando el niño se merece un castigo. Y mientras abría la puerta para empujarlo adentro del almacén escuché en mis oídos sus palabras: “Tu hijo es de esa forma porque así lo criaste”. Así que tomé a mi hijo y nos metimos juntos a la bodega. Después de cerrar la puerta me disculpé con él diciéndole: “Es mi culpa que tú seas tan desobediente. Voy a tratar de ser una mejor madre para ti, por favor perdóname. Y para cumplir con el castigo, ahora me voy a quedar contigo aquí encerrada”

“Mamá, eso no es cierto, yo soy el que se porta mal” mi hijo lloró mientras me abrazaba con ternura. Finalmente los dos lloramos abrazados en el almacén”

Entonces yo le pregunté: “¿Qué cara tenía tu hijo el día de hoy por la mañana?” Ella respondíó: “Tenía una expresión tierna y calmada en su carita”.

Fue cuando yo añadí: “Tú también tienes una expresión de calma el día de hoy. Estoy seguro de que su relación de ahora en adelante va a ser mucho más cercana”.

Esta madre de la que les platico, no solo reflexionó sobre sus propias acciones, sino que puso en obra las conclusiones de esos pensamientos.