Mantén la línea en la época decembrina

0
273

Con tan sólo cuidar pequeños detalles podemos evitar salirnos del camino tanto como para no arrepentirnos de cómo nos portamos en la temporada. Hagamos pequeños cambios para lograr grandes resultados.

1)    Abusa del agua: Toma agua para evitar confundir el hambre con los antojos navideños. Si te quieres servir un segundo plato de postre o una porción más grande de comida, primero toma agua y espera 15 minutos, después te darás cuenta que realmente te sientes satisfecho. Pero si todavía te sientes con hambre, prueba una ración más pequeña que la que inicialmente te ibas a servir, se trata de probar, no de llenarse.

2)    Cuida tus porciones: Lo importante es moderarnos con lo que servimos en el plato ya que generalmente queremos terminar con todo. Acomoda tu plato con al menos la mitad de guarnición en forma de vegetales, un cuarto con proteína y el otro cuarto con guarnición de cereales, tubérculos o leguminosas como el puré de papa o los frijoles.

3)    Reduce las calorías: Utiliza agua o infusiones para bajar calorías de las bebidas navideñas como el chocolate caliente, champurro e incluso el café, evita la leche entera o crema. En cambio agrega nuez moscada o canela para dar más sabor.

4)    No te brinques las comidas: Si no desayunas y comes por pensar que en la cena lo compensarás, esto sólo puede causar que comas en exceso por el hambre y con ello disminuimos la posibilidad de mantener el peso actual.

5)    Cuida las botanas: Sácale la vuelta a las frituras, chocolates, dulces o embutidos. Mejor elije verduras en tiras, nueces y frutas.

6)    Disminuye la velocidad: Sobre todo en las cenas que parecen buffet, incluso puedes usar el tenedor con la  mano que no estás acostumbrado para que sea más lenta la función de llenar tu plato o tu boca.

7)    Cambia los tamaños de los vasos: El vino, aunque tiene bastantes propiedades, también puede ser muy cargado en calorías, por lo que es mejor usar copas pequeñas e incluso agregar hielo o agua mineral para diluirlo calóricamente hablando.

8)    Continúa activo: Aunque nos relajemos en la temporada por las vacaciones, tratemos de mantenernos dinámicos con nuestra rutina o al menos incrementa las actividades que te hagan gastar energía como el bailar aprovechando las fiestas o familiares, salir a caminar o hacer trabajo en casa.

 

9)    Evita la tentación en casa: Si durante todo el año no tienes pasteles o panecillos en casa, no porque sea temporada navideña significa que deban estar presentes todo el tiempo. Otra medida que puedes tomar es el cuidar la calidad de los ingredientes como endulzar algunos postres con miel o dátiles en vez de chocolates y jarabes.

 

10) Siempre puedes volver a empezar: Aunque un día te hayas “pasado” siempre habrá un nuevo día para retomar el camino y empezar de nuevo. Un sólo día no significa que todo el beneficio de cuidarte se haya perdido.

 

Carolina Torres Herrera

Licenciada en Nutrición

Nutrición clínica y control de peso

www.newlifesalud.com

E-mail: nutricion@newlifesalud.com