Acero inoxidable vs. aluminio

0
5231

Las cocinas de los restaurantes se preparan para cocinar con temperaturas muy altas y grandes cantidades de comida. Por lo que, las ollas y sartenes que utilizan deben ser del material y resistencia que ocupan específicamente para cada platillo. Pero sería bueno considerar los mismos factores para las cocinas de nuestras casas. Esto, por el simple hecho de ahorrar en la compra de sartenes, cuidar nuestra salud y utilizar el material correcto para el tipo de platillo que queremos preparar.

Utensilios de cocina de aluminio

Beneficios

  1. Los utensilios de aluminio se calientan y se enfrían rápidamente, por lo que es popular entre los cocineros que necesitan trabajar muy rápido. Pero las asas también suelen calentarse rápido, así que tienes que tener mucho cuidado
  2. Es comparativamente menos costoso, por lo que apela a los usuarios por su ahorro en presupuesto.
  3. El aluminio es más ligero lo cual es genial cuando mantienes las ollas y sartenes en movimiento todo el día o la noche.

Desventajas

  1. Los ácidos degradan el aluminio y que pueden filtrarse en la comida.
  2. Generalmente, se recomienda evitar el uso de utensilios de cocina de aluminio para alimentos muy ácidos o salados como la salsa de tomate.

 

Utensilios de cocina de acero inoxidable

Beneficios

  1. Las ollas y sartenes de acero inoxidable son más equilibradas porque son más pesados, las asas son generalmente más fuerte porque el metal es más difícil.
  2. Mantienen bien el calor, por lo que es útil para platos con tiempos de cocción largos. La superficie no reactiva significa que usted puede cocinar casi cualquier cosa en ella.

Desventajas

  1. Como el aluminio, también se calienta, debe manipularse con cuidado.
  2. La mayoría de los fabricantes recomiendan no permitir que los alimentos ácidos o salados se asienten durante largos períodos de tiempo en acero inoxidable, como cualquier sal no disuelta podría dañar a la superficie.

3.    El acero inoxidable es más caro que el aluminio, pero dura más tiempo, lo que es más rentable.

Antes de tomar una decisión asegúrate de verificar que los tamaños de las ollas y sartenes que adquieras quepan en los quemadores de la cocina que tienes. Así como también el presupuesto que quieras invertir en la compra de tus sartenes.

 

Redacción Revista Familia

Fuente: http://www.staples.com