Cómo proteger nuestros bienes en vida: constitución de patrimonio familiar

Por: Ivonne Corral

0
35

El mes anterior, como ya es una tradición, abordamos el tema del Testamento y las bondades del programa nacional “Septiembre Mes del Testamento”, donde usted tuvo la oportunidad de realizar su testamento a un precio reducido y exento de pago por su ingreso al Registro Nacional de Testamentos.

Hago este recordatorio, por si no hizo el testamento, sepa que aún está en tiempo de hacerlo, pues en muchas ocasiones el programa se prolonga durante algunas semanas de octubre, ya que la intención es concientizar sobre su importancia y  dar todas las facilidades para que las personas lo hagan.

En caso de que sí lo haya hecho, ¡Felicidades! Habla muy bien de usted y de la importancia que tiene su familia en cuanto a seguridad y tranquilidad respecto a los bienes que usted ha acumulado con el trabajo de toda su vida.

Entonces, el Testamento protege nuestro patrimonio para después de nuestra muerte. Para protegerlo en vida, recordaremos, como lo hemos sugerido en otras ocasiones, las bondades de la Constitución de Patrimonio Familiar ante Notario Público.

Este acto jurídico regulado en el Código de Familia, permite que  el propietario de la casa donde habita la familia, con el consentimiento de su cónyuge, inclusive cuando aún no hay hijos, pueda protegerla de cualquier embargo o señalamiento de diversos acreedores; la casa más otros bienes que los legisladores han considerado como los mínimos indispensables para el desarrollo de la familia, como lo son:

  • La casa habitación, cualquiera  que sea su valor, independientemente de que esté dada en garantía de crédito hipotecario para adquisición de la misma.
  • El menaje de casa.
  • Las herramientas de trabajo para ejercer su profesión u oficio.
  • Un carro facturado a cualquier miembro de la familia nuclear.
  • Una parcela de cultivo.

Para el caso del menaje y el automóvil, existen valores tope que se actualizan año con año, por lo que es importante acercarse a su Notario de confianza para conocer más detalles sobre este sencillo procedimiento, que tiene fines preventivos y es muy económico.

Los requisitos  para el propietario de la casa y cónyuge son: identificaciones, cédula de CURP,   título de propiedad, certificado de información registral (para conocer si está libre de gravamen o tiene un gravamen permitido), acta de matrimonio, acta de nacimiento de los hijos, factura de carro en su caso. En la cita en la Notaría, le explicarán cómo se debe elaborar el inventario de menaje de casa y se despejará cualquier otra duda que usted tenga, como costos, tiempo y viabilidad del procedimiento.

Como en todos los temas y todos los ámbitos, más vale prevenir; sale más barato también.