LA CANCELACIÓN DE HIPOTECA

Por:

0
70

¡Qué alivio cuando hemos terminado de pagar un crédito, una deuda o una obligación! Sobre todo cuando teníamos dado en garantía alguna propiedad, es decir, nuestro patrimonio en juego hasta concluir con el compromiso.

“…Cuando existe hipoteca para garantizar el pago, es importantísimo además de pagar, tramitar la cancelación de la hitepoca…”

Debemos saber que en este  caso particular, cuando existe hipoteca para garantizar el pago, es importantísimo además de pagar, tramitar la CANCELACIÓN DE LA HITEPOCA. Es decir, asegurarnos que en el Registro Público de la Propiedad quede cancelada la anotación marginal (también conocida como gravamen) sobre nuestro inmueble.

Es decir, que una vez que hayamos hecho el último pago, el Acreedor, que pudo haber sido una institución financiera o algún particular, nos debe de entregar un documento que puede venir en dos formatos, ambos válidos: A) Carta dirigida al Registro Público de la Propiedad, donde el acreedor hace constar que el saldo ha sido liquidado, y solicita al Registrador cancelar la hipoteca respectiva. B)  Carta dirigida a Notario Público, donde   acreedor hace constar que el saldo ha sido liquidado, y solicita se realice Escritura Pública de Cancelación de Hipoteca, misma que posteriormente debe ser registrada en el Registro Público de la Propiedad.

De cualquier modo, el trámite pasa por una Notaría, ya que las firmas que calzan dicha carta deben ser ratificadas notarialmente, así mismo, le podemos auxiliar en la gestoría ante la autoridad registral.

Y mucho ojo, dichas cartas suelen tener vigencia, por obvias razones, por lo que le animo a que inmediatamente concluya su trámite, ya que he visto cómo algunas personas guardan la carta en un cajón, y cuando quieren retomar el proceso, la carta dice Banco BITAL, por poner un ejemplo, que quién sea mayor que yo entenderá.

Lic. Ivonne Corral Gaona
Notaria Pública #28.
www.notariacorral.com